Cabanillas abre sus puertas con historia y naturaleza

La Semana Santa siempre es especial en Cabanillas por un motivo claro. El domingo de resurrección, que este año cae en 16 de abril, se vive una jornada llena de simbolismo en la que confluyen dos actos de gran arraigo y atractivo. Primero, la Procesión del Encuentro, en la que los romanos escoltan a la comitiva hasta la iglesia, donde se celebra la misa. Inmediatamente después, tiene lugar la representación de la captura de Judas.

“La tradición de la captura del Judas es una cita ineludible y muy interesante para quienes quieran visitar la localidad durante estas fechas”

Esta tradición procede del siglo XIX y Cabanillas es uno de los pocos lugares en los que la representación se lleva a cabo con personajes reales. Año tras año, son diferentes jóvenes del pueblo quienes dan vida a los romanos y al Judas, que se escabulle entre casa y balcones hasta ser apresado.

Además, la Semana Santa puede ser una buena ocasión para visitar la iglesia de San Juan de Jerusalén, joya del románico navarro, o los envidiables entornos naturales del municipio junto a la entrada a las Bardenas Reales.

Fuente: Revista Plaza Nueva

Cabanillas abre sus puertas con historia y naturaleza